Cambios organizativos para la adaptación

Las empresas que buscan la excelencia han de adaptarse y saber responder a sus retos de cambios organizativosnegocio. Han de enfrentarse a entornos económicos cambiantes, globales, complejos y reaccionar de manera ágil para lograr mayor eficiencia y productividad.

De ahí que la flexibilidad organizativa sea cada vez más importante y conveniente. La transformación se hace necesaria, las empresas precisan introducir cambios significativos en los organigramas y en los procesos de negocio para alinear los objetivos de cada área con su  estrategia de negocio.

Una estructura organizativa clara y coherente con la estrategia, los procesos, la cultura y las personas de la organización generará mejores resultados de negocio. En cambio, una estructura organizativa desacertada podría provocar daños.

La revisión continua de la estructura organizativa permite, entre otras cosas, adaptarse rápidamente a las exigencias del mercado, lograr un mayor acierto estratégico, motivar a las personas,  mejorar la calidad del servicio y la satisfacción del cliente interno y externo.

Como apuntó el canadiense Henry Mintzberg, “la estructura sigue a la estrategia del mismo modo en que el pie izquierdo sigue al derecho al andar”.