Ese “je ne sais quoi”

No siempre el hecho de que un cliente esté satisfecho con los servicios que le presta nuestra empresa implica que éste sea fiel a ella. Obviamente, ello sí que influenciará, aunque no será el único factor decisivo que determine su lealtad.fidelización

Para mantener a nuestros clientes hemos de concentrarnos en sus necesidades específicas, ser receptivos con ellos, adoptar una estrategia muy personalizada y llevarla a cabo con mucho “cariño”. Transmitir ese je ne sais quoi, como dicen los franceses, que  caracteriza nuestra manera de hacer y nos hace singulares.

Cada cliente es diferente. Hemos de conocerlo bien, comprender cuáles son sus expectativas en cada momento y superarlas, si puede ser, con creces. Hemos de crearle valor.

Preguntémosle, pidámosle su opinión sobre cómo es la calidad de nuestros servicios. Uno de los principales activos de nuestra empresa son los clientes, no lo olvidemos.  Os invito pues a poneros el listón más alto y a buscar la lealtad de vuestros clientes, no sólo su satisfacción.