Manual de acogida: ¡por supuesto, que sí!

 manual acogidaAunque buena parte de empresas cuentan ya con un manual de acogida, resulta increíble ver cuántas empresas hoy en día todavía NO disponen de él. Si vuestra empresa no ha creado hasta ahora un manual de acogida, os invito a reflexionar sobre el tema y a incluir, entre los propósitos para el 2014, la redacción de este documento. Si ya disponéis de él, pero nunca lo habéis revisado (o ha pasado mucho tiempo desde la última revisión), os sugiero dediquéis u tiempo a revisarlo y actualizarlo.

¿Por qué un manual de acogida es fundamental para las empresas?

Sabemos que no es un documento requerido por la legislación. No obstante, crear un buen manual de acogida debería ser ineludible.

Un manual de acogida es una herramienta de comunicación de gran valor, tanto para los trabajadores como para la empresa. Proporciona a las personas información relevante sobre la historia de la compañía, la misión, visión y valores corporativos, el funcionamiento de la empresa, las relaciones interpersonales,  la cultura empresarial, las políticas y procedimientos aplicables, etc… Sirve de orientación a los trabajadores recién incorporados a la empresa. Da respuestas a sus inquietudes y les sirve de ayuda de cara a responder a preguntas que puedan surgir en relación a algunas materias sin necesidad de recurrir a la Dirección. Puede también ayudar a mejorar su  eficiencia y la profesionalidad. En definitiva, les facilita su integración de una forma más rápida. Por otro lado, es un instrumento de gran ayuda para los directivos y mandos intermedios, pues les puede servir de información y de guía sobre las políticas aplicables por la empresa.

Los manuales de acogida recogen las expectativas para los trabajadores y la empresa. Son herramientas que proporcionan límites claros para el trabajador y le explican qué reglas y que beneficios existen. Las empresas pueden expresar con claridad a través de  estos instrumentos cómo los empleados han de comportarse y cómo serán compensados. Los trabajadores entenderán sus responsabilidades y tendrán una referencia sobre cómo han de hacer su trabajo.

No hay un documento estándar. Si bien hay una serie de contenidos que aparecerán en la mayoría de manuales, la cultura de la empresa, su dimensión y el sector en el que se opera son los que determinarán el contenido del manual de acogida.

Concluyo dándoos algunas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de crear un manual de acogida:

  • Cread un documento sencillo, no lo llenéis de información extensa ni de políticas o procedimientos complejos, pues nadie lo leerá.
  • Evitad crear un documento difícil de manejar.
  • Haced firmar el manual de acogida a todos los trabajadores.
  • Tomad el tiempo necesario para comunicar su contenido, y en caso de una actualización, explicar los cambios introducidos.
  • No permitáis que vuestro manual de acogida coja polvo. Ha de ser un documento vivo. ¡Revisadlo, al menos, una vez al año!